Inseguridad alimentaria se agudiza en Centroamérica​

Perdidas en las cosechas de primera y postrera, alzas de precios y limitaciones en las fuentes de empleo agudizan inseguridad alimentaria

Mensajes clave

Los agricultores de subsistencia de la región fueron afectados por lluvias irregulares y deficitarias en sus cosechas de granos básicos de Primera y para el periodo de cosechas de Postrera el patrón de lluvias irregulares continua con déficit en la zona central de Nicaragua, Honduras y Guatemala, el cual podría afectar el rendimiento de la cosecha de postrera.

Los agricultores de subsistencia y jornaleros de la región han agotado sus reservas alimentarias y económicas. Durante los próximos meses, sus ingresos provendrán de las cosechas de Postrera en las áreas no afectadas, como también del corte del café en las cordilleras. Este último estando afectado por los precios internacionales bajos del café, los ingresos correspondientes se verán disminuidos, lo cual afectará su seguridad alimentaria.

Los precios intermensuales (septiembre – agosto) de los granos registran comportamientos variados; el frijol muestra estabilidad y descensos hasta 6% menos, sin embargo, en la comparación con el año pasado los actuales son superiores hasta 27% más en Nicaragua. El maíz registra alzas intermensuales únicamente en Nicaragua; no obstante, en la comparación con el año pasado son sustancialmente mayores en los tres países, con variaciones de alza de 56% en Honduras, 79% en El Salvador y 150% en Nicaragua.

La mayoría de los hogares vulnerables, principalmente en el sur y occidente de Honduras, en el oriente y occidente de El Salvador, como en el centro y norte de Nicaragua, que se encuentran sin reservas alimentarias, ni empleo, con pérdidas de la cosecha de Primera y con riesgos de perder la cosecha de Postrera, estarán en inseguridad alimentaria en Estrés (Fase 2, CIF), de noviembre 2018 a enero 2019.

Con el Apoyo de: